Urografía Retrograda

La Urografía Retrograda es una técnica basada en los rayos X que permite estudiar la uretra y la vejiga.

La prueba consiste en administrar un medio de contraste yodado a través de una sonda, que ira llenado la vejiga hasta que el paciente tenga ganas de orinar.
 
Esta técnica se utiliza para detectar la presencia de enfermedades tales como tumores, procesos inflamatorios, estenosis (constricciones), incontinencia urinaria, traumatismos y valoraciones postquirúrgicas de la zona.

¿Qué especialidades pueden solicitarla?

Urología, Ginecología y Cirugía general.
No hace falta venir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajado.
Se debe venir a la prueba en ayunas, pero el médico le indicará unas instrucciones a seguir.
La urografía se realiza de forma ambulatoria, por lo que puede someterse a la prueba e irse al poco rato a su casa.
Esta prueba está absolutamente contraindicada en estas situaciones. Si existe una mínima posibilidad de estar embarazada NO debe someterse a ella.
No es necesario tomar ningún medicamento previo, sin embargo se debe comunicar al médico todas las medicinas que se tomen habitualmente y él decidirá cuáles suspender o mantener.
Puede llevar la ropa que desee aunque preferiblemente fácil de quitar.