Resonancia Magnética Nuclear Abierta

La Resonancia Magnética Nuclear (RMN) es una prueba diagnóstica con la que se obtienen imágenes del interior del cuerpo. Se basa en el procesamiento de ondas de radio que pasan por el paciente, el cual es sometido a un potente campo magnético.
 
En Tinabana Salud contamos una RMN Abierta que puede utilizarse en personas con claustrofobia, además de contar con otras ventajas tales como la posibilidad de realizar la prueba con acompañantes, es de fácil acceso y emite una mínima señal de ruido.

Está especialmente indicado para niños, ancianos, personas con sobrepeso o limitaciones funcionales.

La RMN puede diagnosticar problemas en huesos y articulaciones tales como artritis, fracturas, problemas en ligamentos, tendones o cartílagos. Además de para estudiar los problemas de columna vertebral como las hernias de disco o de rodilla para analizar sus distintos ligamentos o los meniscos.

En algunas ocasiones es necesario administrar un líquido de contraste que resalta los órganos estudiados y facilita la interpretación de las imágenes. El contraste más utilizado se llama gadolinio que no está compuesto por yodo, por lo que es poco probable que cause efectos secundarios o alergia. 

Contraindicaciones: 

• El uso de dispositivos intrauterinos (DIU), pues los DIU pueden tener sustancias metálicas como el cobre.
• La presencia de material metálico en el cuerpo, como placas, tornillos, válvulas cardiacas, marcapasos, metralla, etcétera. 
• Pacientes con insuficiencia renal o hepática grave, o con algunas enfermedades como la anemia de células falciformes, en los que el contraste puede empeorar el cuadro. En estos casos se puede realizar la prueba sin contraste.
• Pacientes con marcapasos.

¿Qué especialidades pueden solicitarla?

Traumatología, Neurología, Reumatología, Cirugía general, Otorrinolaringología.

No hace falta venir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajado
Este aspecto depende del órgano que se va a estudiar. En algunas pruebas que incluyen el abdomen o la pelvis puede ser necesario no ingerir alimentos ni agua durante varias horas antes de la prueba.
La RMN se realiza de forma ambulatoria y suele durar entre 30 y 60 minutos.
No es necesario tomar ningún medicamento previo, sin embargo se debe comunicar al médico todas las medicinas que se tomen habitualmente y él decidirá cuáles suspender o mantener.
Puede llevar la ropa que desee, pero recomendamos que sea fácil de quitar. No conviene llevar objetos metálicos, pues le solicitarán que los retire durante la prueba.