Potenciales Evocados

Esta prueba se utiliza para estudiar la actividad eléctrica cerebral frente a estímulos externos. 
Mediante una serie de electrodos superficiales se recogen los impulsos eléctricos y se amplían para poder estudiarlos. Es por lo tanto una prueba muy parecida al electroencefalograma.

Gracias a estos estudios se pueden identificar lesiones neurológicas en casi cualquier zona del sistema nervioso; son especialmente útiles en pacientes que, por diferentes motivos, no pueden expresar si son capaces de notar estímulos externos.

Los estudios de Potenciales Evocados se dividen según el órgano sensorial que se estudia:

• Potenciales Evocados Visuales: se estudia la recepción cerebral de estímulos visuales. 
• Potenciales Evocados Somatosensoriales: se estudia la recepción cerebral de estímulos táctiles. 
• Potenciales Evocados Auditivos: se estudia la recepción cerebral de estímulos auditivos.

En Tinabana Salud, el médico que analiza este tipo pruebas es el neurofisiólogo o neurólogo. El especialista analizará el registro de los impulsos nerviosos que se han detectado en cada una de las regiones nerviosas estudiadas. En cada registro se observarán una serie de ondas, que se alteran según la intensidad y la duración de las señales neuronales. Se deben estudiar con detenimiento para comprobar que efectivamente las alteraciones eléctricas son debidas a estímulos sensoriales externos.

No hace falta venir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajado.
No hace falta permanecer en ayunas antes de la prueba ni después.
El estudio de potenciales evocados dura de 1 a 2 horas, aunque gran parte de este tiempo se dedica a la preparación y la recogida del material necesario.
Los estudios de potenciales evocados no están contraindicados en el embarazo o lactancia.
No es preciso tomar ningún medicamento previo. Aunque se debe comunicar al médico todas las medicinas que se tomen habitualmente, y él decidirá cuáles suspender o mantener, especialmente si toma fármacos contra la epilepsia, enfermedades psiquiátricas, antiarrítmicos o relajantes musculares.
Puede acudir a la cita de la prueba con la misma ropa de cada día; quizá le pedirán que se descubra la parte del cuerpo a estudiar. Se deben evitar las cremas y productos de higiene personal en la zona del cuerpo a estudiar. También debe evitar ponerse mascarillas o lacas en el pelo.